Thin Slicing: Causa buena impresión en los primeros segundos de negociación

El aspecto físico o el lenguaje no verbal son algunos de los factores más influyentes en la elaboración de una buena impresión.
Paula Benito Martín -
Thin Slicing: Causa buena impresión en los primeros segundos de negociación
Thin Slicing: Causa buena impresión en los primeros segundos de negociación

Cuando nos enfrentamos a una negociación o a una entrevista de trabajo los primeros segundos de conversación son fundamentales para que nuestro interlocutor reciba una buena impresión. La percepción que pueda tener durante el resto del tiempo va a estar completamente condicionada por nuestra presentación. Lo mismo ocurre al contrario, aunque nos empeñemos en desechar los prejuicios y las ideas establecidas de manera previa, en tan sólo unos segundos evaluamos a una persona por su apariencia, su forma de expresarse e, incluso, por los gestos más simples.

Este proceso se conoce de manera científica en el ámbito de la psicología como Thin Slicing, un término utilizado por Nalini Ambady y Robert Rosenthal en una investigación en 1992, cuya traducción literal es ‘rebanado fino’ y se refiere a los juicios breves y rápidos que provienen de las pequeñas cantidades mínimas de información que destacábamos en el párrafo anterior.

Factores que influyen en el Thin Slicing

Sin embargo, cabe destacar que las impresiones se pueden mejorar a través de la gestión de distintos factores que influirán de manera considerable en interacciones con las demás personas, ya sea en una entrevista sencilla o en una negociación empresarial compleja.

Aspecto físico

La apariencia física es lo primero que se percibe y uno de los factores que más influencia tiene en la elaboración de una primera impresión. Por ello, es importante que, a la hora de acudir a una negociación, entrevista o cualquier encuentro que implique conocer a nuevos interlocutores, se utilice ropa cómoda, que defina nuestro estilo y que indique que ha habido una preocupación previa por causar buenas sensaciones.

Lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal es otro de los ejes más influyentes en este sentido. A veces, nuestro cuerpo no acompaña a lo que transmitimos de manera verbal, por ello hay que tratar de acompasar los dos tipos de lenguaje. De hecho, según el investigador, Albert Mehrabian el 7% de la comunicación corresponde a las palabras (canal verbal); el 38% corresponde al tono, los matices, la entonación o las pausas (canal vocal), y el 55%, a las miradas, los gestos, la postura, es decir, al lenguaje no verbal. Sonreír, mostrarse relajado y seguro ante lo que decimos o mantener la atención e interactuar cuando al recibir los mensajes del emisor, son pequeños y sencillos tips que pueden ayudar a mejorar en las primeras impresiones.

Lenguaje verbal: El habla

Aunque, como hemos comentado, el lenguaje no verbal influye de manera más radical en los procesos de comunicación, lo que decimos y expresamos verbalmente también es importante. Establecer una conversación saludable con nuestro interlocutor permitirá potenciar un correcto thin slicing. En este sentido, la principal recomendación a tener en cuenta es la elaboración de un discurso sencillo, contundente, con frases simples, centrado en el mensaje que queremos transmitir, que se entienda correctamente y que evite las repeticiones.

Estos sencillos consejos permitirán que transmitamos en un breve periodo de tiempo la imagen y el mensaje que deseamos, así como la valía y habilidades que tenemos. No se trata de maquillar o falsear la realidad, sino de ser capaces de mostrarnos de manera fiel y real.

Te recomendamos

Los comportamientos presentes en el liderazgo obedecen a la percepción que tienen los...

Analizamos los elementos que fomentan la motivación de los trabajadores y cómo aplica...

Analizamos el síndrome Boreout, una patología difícil de identificar debido a su simi...

Cada vez más países reconocen el derecho a la desconexión para cuidar la salud de los...