La Laponia del Sur: ¿Cómo se fomenta el empleo en la España olvidada?

La Serranía Celtibérica cuenta con una densidad de 7,98 habitantes por km cuadrado y una media de edad que supera los 50 años.
Paula Benito Martín -
La Laponia del Sur: ¿Cómo se fomenta el empleo en la España olvidada?
La Laponia del Sur: ¿Cómo se fomenta el empleo en la España olvidada?

Muchos pueblos españoles sufren una importante despoblación, de hecho, según el INE, de los 8.125 pueblos que existen, 4.955 tienen menos de 1.000 habitantes. España ha estado relacionada siempre con un importante éxodo rural, pero en los últimos años se está acentuando cada vez más. En nuestro país hay varias regiones grandes, con muchos habitantes, que se han convertido en núcleo de actividades empresariales y turísticas, pero existe un despoblamiento considerable que ataca a las zonas más rurales.

La Serranía Celtibérica, también conocida como la Laponia del Sur, abarca municipios de Segovia, Burgos, Soria, Logroño, Zaragoza, Teruel, Cuenca, Guadalajara, Castellón y Valencia. La densidad en esta región, formada por pequeños pueblos montañosos y de interior, es de 7,98 habitantes.

Cabe destacar, además, que la media de edad de los habitantes de las zonas más despobladas supera los 50 años, por lo que en los próximos años el número de municipios sin habitantes va a aumentar de manera considerable.

Antes de continuar, conviene destacar que en las zonas rurales se puede gozar de una mayor calidad de vida en lo que al entorno se refiere. Por ejemplo, el índice de contaminación es muy bajo, ya que la densidad de población es mucho menor, lo que incide directamente en el tráfico o en el uso de recursos energéticos. Otro factor positivo es, además, el contacto directo con la naturaleza que rodea estos pasajes o el ahorro económico que supone vivir en zonas de este tipo. Todo esto supone un gran número de ventajas relacionadas con la salud física y mental de los habitantes.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Las zonas rurales presentan una grave problemática relacionada con el número de habitantes como hemos comentado anteriormente. La baja densidad de población y una media de edad que, en la mayoría de casos, supera los 50 años hacen que en unos años la despoblación de muchos pueblos sea una realidad. Una de las soluciones para esta problemática podría estar relacionada con el empleo, en concreto con el teletrabajo, según Alfredo Ayuso Morales, Service Manager de Ibermática.

Sin embargo, hay un gran problema relacionado con la tecnología y la comunicación. La mayoría de estas zonas están muy alejadas de los núcleos urbanos lo que, en muchas ocasiones, provoca que existan muchas zonas aisladas. Además, la red de telefonía en muchos casos suele presentar problemas, por lo que la comunicación a veces es compleja. “Hay soluciones muy sencillas que no se ejecutan, como la generación de accesos de datos a lo largo de todas las infraestructuras que los portan, como tendidos eléctricos o líneas férreas. Estas infraestructuras atraviesan muchas zonas que no reciben nada a cambio por el inconveniente de sufrirlas”, explica Ayuso Morales.

Pero las medidas no se limitan a las nuevas tecnologías, sino que existen distintas iniciativas para fomentar la vida en las zonas rurales. Juan José Limón Luque, impulsor del proyecto Territorios y Tesoros, considera que es necesario “facilitar la vivienda en alquiler o compra a unos precios accesibles, así como la formación en sectores considerados como nuevos yacimientos de empleo”. Además, debe haber “un apoyo y compromiso con el asentamiento en el medio rural por parte de los ayuntamientos y de las organizaciones sociales que tienen como objetivo la inclusión social”, añade. En cuanto a las medidas más relacionadas en el empleo, hay diversas opciones que, como explica Dorien Jongsma, de la Asociación Contra la Despoblación Rural, pasan por “inventar o crear tu propio trabajo”.

Demanda de productos artesanos

En la actualidad, es tendencia que desde las ciudades o los núcleos urbanos se demanden productos naturales y artesanos, con el objetivo de mejorar la calidad de la alimentación. En este sentido, una opción para fomentar el trabajo en las zonas rurales es desarrollar granjas y huertos ecológicos y vender los productos a través de páginas web. Otra opción es alquilar fracciones de tierra que tengan al huerto ecológico como objetivo para comerciantes o dueños de restaurantes que quieran ofrecer sus propios alimentos.

Cooperativismo

Para impulsar el empleo en estas zonas y conseguir puesto de trabajo también puede ser útil unirse o desarrollar una cooperativa de productos agrícolas, como pueden ser el vino o el aceite, para explotar los campos y distribuir y vender la materia en distintas ciudades, o incluso países.

Negocios rurales

El emprendimiento rural también puede incentivar el empleo y hacer que la población aumente en las zonas más despobladas, ya que este tipo de turismo está creciendo por el estrés que se sufre en las grandes ciudades. Hay muchos tipos de negocios que se pueden impulsar: hostales, granja escuelas para excursiones, campamentos infantiles de verano, empresa de actividades multiaventura y campings, entre otros.

Para poder mantener con calidad de vida a las familias y generar atracción entre los residentes de los núcleos más urbanos, “han de mantenerse o aumentarse los servicios públicos de primera necesidad y han de implantarse medidas que beneficien económicamente al que vaya a estas zonas, a través de desgravaciones, créditos blandos u otras”, sentencia Ayuso Morales.

Te recomendamos

Los comportamientos presentes en el liderazgo obedecen a la percepción que tienen los...

Analizamos los elementos que fomentan la motivación de los trabajadores y cómo aplica...

Analizamos el síndrome Boreout, una patología difícil de identificar debido a su simi...

Cada vez más países reconocen el derecho a la desconexión para cuidar la salud de los...