El humor para una empresa motivada y saludable

Conoce los beneficios del humor de cara a la creación de un espacio de trabajo más positivo y saludable con el último libro de Begoña Carbelo.
Iria Grandal -
El humor para una empresa motivada y saludable
El humor para una empresa motivada y saludable

El humor provoca la risa y, este reflejo humano, representa la alegría, pero también sirve para descargar el estrés acumulado, neutralizar la ansiedad y ayudar a superar situaciones complicadas. La gran virtud del sentido del humor es que facilita la vida, y probablemente, la prolonga. De hecho, una gran cantidad de estudios e investigaciones en todas las áreas relativas al humor, ya lo reconocen como un ingrediente importante de la vida y de la salud física, psíquica y social.

Tras entender esto, se puede incorporar el humor a la vida como una forma de comunicación efectiva y creativa, como una necesidad a tener en cuenta y como uno de los derechos que tienen las personas: vivir en un ambiente más positivo y saludable.

Todos los participantes en el entorno de las relaciones humanas en el mundo empresarial tienen la responsabilidad de crear climas favorables para las mismas y para el desarrollo del trabajo. Centrar las energías en los aspectos más positivos de las personas atrae bienestar, salud y rendimiento más óptimo para vivir una vida laboral más larga y saludable.

De esta idea parte la autora Begoña Carbelo (Doctora en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid) en su libro “El humor en la relación con el paciente. Una guía para profesionales de la salud” para explicar los beneficios que se alcanzan utilizando el humor en el ámbito sanitario, pudiendo extrapolarlos a cualquier otra actividad laboral.

Hemos preguntado a Begoña sobre la aplicación del humor en el ámbito laboral para conocer los beneficios que puede aportar dentro de la empresa:

En tu libro ‘El humor en la relación con el paciente: una guía para profesionales de la salud’ pones de manifiesto la importancia del buen humor sobre todo en pacientes con enfermedades crónicas como el cáncer, ¿afecta positivamente a su recuperación?

Desde los años 90, se están llevando a cabo investigaciones consistentes sobre la incidencia del humor en la evolución y la autopercepción de la enfermedad. Sobre todo en enfermedades crónicas y cáncer. Una buena dosis de humor afecta positivamente porque la actitud es lo que nos distingue a unos seres humanos de otros. Una actitud sonriente y positiva hacia lo que nos sucede, cambia a niveles bioquímicos neuroendocrinos, y sobre la conciencia también repercute. Los estados emocionales, alivian o agravan el estrés. En esa línea hay una relación positiva entre optimismo y curación. El sentido del humor, no es neutro, tiene efectos reales, así como el miedo y el estrés influyen en nuestro cuerpo, el humor asegura cierta salud mental.

Llevando este tema al ámbito de la empresa, ¿cómo afecta en los empleados el buen humor?

El primer elemento a destacar sobre el humor, es que facilita la comunicación, minimiza el estrés que generan las relaciones y trasmite aprecio. Es verdad que se deben tener en cuenta algunas reglas para el éxito. Por ejemplo, ser respetuoso, cuidar de los asuntos delicados, o no reírse de, sino con los compañeros. Pero puedo confirmar que siempre que nuestro sentido del humor sea afectuoso y en sintonía con el grupo, mejorará el ambiente de trabajo.

¿Está relacionado directamente el hecho de trabajar en un clima favorable al trabajo y de bienestar con un mejor rendimiento de los empleados?

Absolutamente convencida de ello. Si en el trabajo no escuchamos ningún sonido que tenga relación con la risa y la distensión, allí es posible que la gente pueda enfermar o estresarse. Hay que inducir y permitir una atmosfera en el trabajo que permita compartir el humor, ya que revierte en el rendimiento, la gente enferma menos de enfermedades comunes, va más contenta y satisfecha, desea compartir sus momentos y no salir corriendo de allí y de paso, cuando surgen problemas, también se ha creado un ambiente propicio para ser más competentes en resolverlos.

¿Cómo puede cada uno de los empleados en el ámbito laboral poner su grano de arena para crear un ambiente de trabajo adecuado en el que no solo poder rendir mejor sino llevar una vida laboral más saludable?

A mí cuando alguien me dice que hay un ambiente “irrespirable” en tal o cual sitio suelo decir: pues cambia tú. Cada uno es responsable del ambiente en el que vive. Si cambias la forma de comportarte, las personas son permeables al cambio. Poco a poco se puede dar un espacio laboral a compartir algo de humor, a tomarse las cosas menos en serio, abandonar la trascendencia y ser más amables y cuidadosos con el espacio emocional en el que trabajamos. De hecho, el humor aumenta la cohesión del grupo, la estima de los trabajadores y la motivación en el trabajo.

En los trabajos en los que se vivan situaciones de estrés de forma continua quizá sea complicado intentar darle un toque de humor a la jornada laboral, ¿qué consejos podrías darle a estas personas?

El ámbito del cuidado de la salud suele ser estresante, también determinados trabajos que viven la variable “gestión del tiempo” de forma muy cotidiana. Cada persona conoce cuál es su nivel, lo que le divierte o estimula, lo que le hace gracia o determinadas historias o chistes, y lo busca. Pero una de las mejores pistas para desarrollar el humor a nivel cognitivo, es pensar que todo es transitorio, pensar que todo es fugaz mucho más que permanente, ayuda a conservar la energía. Otro aspecto humano para neutralizar el estrés es despersonalizar los sucesos. La gente se amarga echándose la culpa o culpando a otros. Emocionalmente esto desmorona… y desde luego hay que incorporar alguna estrategia para pensar y actuar en positivo y vivir más en el presente. Hay personas que piensan que un problema es el estado previo a la solución del mismo o una oportunidad para salir de la monotonía. Pero hay que mantener la alerta y estar muy predispuestos y no boicotearnos continuamente.

Además, llevar una vida saludable en el ámbito laboral ayuda a llevarla también en nuestra vida personal, ¿está relacionado?

Sí, claro que todo está relacionado. Creo que una persona que ama su cuerpo, su espíritu y su mente hace todo lo posible por cuidar lo que piensa, lo que dice y lo que siente. Por tanto, no permite que entren emociones desagradables, no piensa mal acerca de lo que le sucede sino que considera que todo es transitorio, se asocia a los hábitos saludables, no bebe en exceso, practica algún tipo de actividad física, también cuida de su dieta responsabilizándose de los componentes de su dieta, y de cómo se procesan los alimentos o en qué situación llegan a nosotros. Tenemos que ser más conscientes de lo que hacemos, pensamos y sentimos porque somos los únicos responsables de ello. Y en ello nos va el humor y estado de ánimo, pero también la salud integral.

Te recomendamos

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

¿CrossFit o Maratón? Conócete a ti mismo y encontrarás la motivación para hacer depor...

Inspiratory Muscle Strength Training, una ventaja para deportistas que también ayuda ...

Ratones con síntomas parecidos al Alzheimer recuperan la memoria con suplementos de t...

Cuida tu columna vertebral con Xuan-Lan...