El derecho a la desconexión en la era digital, ¿realidad o ficción?

¿Podemos aprender a desconectar?¿Es algo que se tenga que legislar? Javier Caparrós reflexiona sobre uno de los debates que la tecnología ha suscitado en el entorno laboral.
Javier Caparrós - Director general internacional de Trabajando.com -
El derecho a la desconexión en la era digital, ¿realidad o ficción?
El derecho a la desconexión en la era digital, ¿realidad o ficción?

Esta es nuestra realidad: la rápida evolución de la tecnología ha provocado –y los seguirá haciendo- un cambio disruptivo en prácticamente todos los ámbitos de la vida, y la responsabilidad en su uso y aplicación depende ahora de que las herramientas de las que hoy disponemos estén al servicio del hombre, y no al revés. Y esta es la pieza clave en el asunto sobre la desconexión física pero sobre todo mental de los trabajadores.

Los dispositivos móviles favorecen la posibilidad de implantar medidas como es el trabajo a distancia que, a su vez, se puede englobar en un concepto más amplio aún por explorar como es la conciliación familiar. Se trata de unos de los mayores retos para las organizaciones de hoy que han visto que ya no solo vale con exigir, sino que ahora también necesitan “ofrecer” si quieren retener a los mejores.

El escenario actual nos dice que mientras asistimos a una patente -pero todavía leve- evolución para alcanzar el equilibrio entre la vida personal y la profesional, encontramos a menudo estudios que nos dicen que nuestros trabajadores no están satisfechos. La muestra obviamente es amplia y la cuestión económica se mantiene en los primeros puestos de la tabla, pero no es la única. El salario emocional cobra cada vez más fuerza y no podremos lograr que tenga el peso que se merece en las relaciones laborales hasta que la balanza se estabilice.

Dentro de esos paquetes de medidas que propician la satisfacción laboral (casi) plena no podemos obviar los tiempos de descanso, pero los de verdad, los que te permiten recargar pilas. De nada sirve tener a los mejores si no dejamos que oxigenen el cuerpo y la mente una vez han cumplido con su trabajo, o mientras disfrutan de sus vacaciones.

Un reciente estudio realizado por la Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia indica que solo el 39% de los trabajadores logra desconectar durante sus vacaciones, destacando del mismo que, para el 48% de los más de 1.700 encuestados, las nuevas tecnologías dificultan aún más dicha desconexión.  Contestar e-mails, responder la llamada de un cliente a cualquier día y a cualquier hora, escribir al compañero que está de vacaciones para resolver duda, entre otras, son algunas de las prácticas más habituales que sin duda alguna deberán frenarse si queremos tener plantillas productivas y saludables.

Viendo quizás que cuesta que la teoría se convierta en práctica, y más todavía en costumbre, en el aspecto de la desconexión laboral empezamos a ver cómo una recomendación se transforma en una obligación. Este es el caso de nuestro país vecino, Francia, donde ya a principios de 2017 se aprobaba su Droit à la déconnexion dentro de la Ley de Trabajo (Loi du Travail) con el que se pretende asegurar que los profesionales no están supeditados a los avances tecnológicos que impiden como hemos comentado en ocasiones desconectar. En este caso particular, se insta a las empresas a implantar regulaciones en el uso de los dispositivos móviles con el claro objetivo de evitar que los trabajadores continúen con sus obligaciones profesionales una vez termina su jornada laboral.

En España tenemos por el momento que recurrir a casos concretos de grandes empresas donde ya también empiezan a ver necesario pasar de la recomendación a la imposición… o la salud de su organización se verá en riesgo de no controlar el número de horas que dedican al trabajo, dentro o fuera de la oficina, nuestros trabajadores.

No obstante, no cabe duda que también en función de nuestro puesto puede resultar más o menos fácil desconectar en nuestros días libres. Como casi todo en la vida se aprende, también el tener la capacidad de desconectar, pero somos las empresas las que tenemos que favorecer que nuestros trabajadores lo consigan o se acabarán quemando, estresando y, por tanto, rindiendo menos.  

 

 

 

Te recomendamos

¿CrossFit o Maratón? Conócete a ti mismo y encontrarás la motivación para hacer depor...

Inspiratory Muscle Strength Training, una ventaja para deportistas que también ayuda ...

Ratones con síntomas parecidos al Alzheimer recuperan la memoria con suplementos de t...

Cuida tu columna vertebral con Xuan-Lan...

El infarto femenino es la principal causa de muerte en mujeres por encima del cáncer ...

Como andar durante tus reuniones de trabajo te puede ayudar a ser más productivo, gan...