Propuesta de inicio de curso: ¡apúntate a natación!

Es nuestra recomendación si no sabes qué deporte empezar a practicar. Es muy completo y tiene múltiples beneficios.
Adrián Valero -
Propuesta de inicio de curso: ¡apúntate a natación!
Propuesta de inicio de curso: ¡apúntate a natación!

Entramos en septiembre y con la vuelta de las vacaciones aún en el recuerdo, seguro que te has planteado el deporte a practicar en esta nueva etapa pero, ¿no sabes con qué deporte empezar? Nosotros te recomendamos la natación, un deporte completo y que te ofrece más beneficios de los que te puedes imaginar, además te aseguramos que engancha.

La natación es una práctica recomendada para prácticamente cualquiera y especialmente para personas con problemas en las que otro ejercicio no sería adecuado, como individuos con problemas de espalda, embarazadas o mayores.

Si aún no estás del todo convencido, te contamos los beneficios que ofrece sumergirte en el agua:

Es relajante

Gracias al proceso de controlar nuestra respiración, la mente tiende a relajarse, además de que el esfuerzo muscular hace que nuestros músculos se destensen al final de la sesión de piscina.

Adecuado para personas con problemas de espalda

Si te han recomendado que no realices ciertos deportes porque sufras algún problema de espalda como una hernia, no te preocupes, la natación es lo que buscas. Eso sí, cuidado, ya que tu espalda puede sufrir dependiendo de cómo nades. Es recomendable que tu estilo sea el de braza para que los movimientos sean iguales en las dos mitades del tronco, evitando así la torsión innecesaria de la columna. También deberás evitar solo respirar hacia un lado si decides nadar a crol para evitar descompensaciones.

Deporte completo

Nadar es probablemente el único ejercicio físico que beneficia al cuerpo en conjunto ya que potencia la fuerza, la resistencia y la flexibilidad al mismo tiempo, siendo un gran deporte tanto para el corazón como para tus pulmones.

Quemarás calorías

Sí, con la natación quemarás calorías a un ritmo más alto que con otros deportes. Y el estilo rey para ello es el de mariposa: con una hora haciendo largos a mariposa (no es sencillo de completarlo), una persona de 60 kilos gastará aproximadamente 650 calorías. Haciéndolo a crol, el estilo más utilizado, perderemos entre 400 y 600.

Deporte sin impacto

Tus rríasodillas y tobillos lo notarán. A diferencia del running, la natación es un deporte en el que el impacto es más que mínimo al no chocar con el suelo en las pisadas. Aquí, la única resistencia que tendrás será la del propio agua, por lo que si tienes problemas de desgaste en las articulaciones no encontrarás nada mejor.

Mejora la memoria

Según varios estudios, nadar habitualmente mejora la memoria gracias al esfuerzo que realizamos para coordinar la respiración, lo que posibilite que en nuestro cerebro se creen nuevos lazos neuronales.

Perfecto para cualquier época del año

No hay excusas. Se puede practicar a -10 grados y a 35, lo único que tienes que encontrar es una buena piscina climatizada y en verano hoy en día encontrarás una piscina allá donde vayas.

Es divertido

La natación es un deporte que engancha y con el que se notan fácilmente los avances que consigas. Rétate y busca conseguir un largo más que los días anteriores, ya verás cómo poco a poco cada vez vas más motivado a la piscina. Eso sí, no descuides nunca tu técnica.

Te recomendamos

Los comportamientos presentes en el liderazgo obedecen a la percepción que tienen los...

Analizamos los elementos que fomentan la motivación de los trabajadores y cómo aplica...

Analizamos el síndrome Boreout, una patología difícil de identificar debido a su simi...

Cada vez más países reconocen el derecho a la desconexión para cuidar la salud de los...