Gira tu pantalla para ver la web de Saludables

Buenas prácticas
¿Cómo fomentar los entornos multigeneracionales en una sociedad envejecida?

¿Cómo fomentar los entornos multigeneracionales en una sociedad envejecida?

Las empresas deben adaptarse a una sociedad laboral en la que conviven varias generaciones para seguir siendo productivas.
11 junio 2018 | Paula Benito Martín

España es uno de los países con mayor esperanza de vida. El sistema sanitario y los buenos hábitos relacionados con la higiene y la alimentación han hecho la media de edad que vive la población haya ido aumentando y llegue a los 83 años. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 14,75% de la población tiene de 60 a 74 años y el 9,35%, más de 74 años. Si lo traducimos, casi un cuarto del total de la población española tiene más de 60 años.

Lo más sorprendente es que estas cifras prometen ir en aumento. En el año 1900 la población mayor de 60 años era de un 8,93%. En los 2000 se dio la subida más significativa, ya que este dato alcanzó el 21,66%. En la actualidad, la población mayor de 60 años supone un 24,1%. Estamos encaminados a una situación de envejecimiento irreversible que incide en muchos espacios importantes, como el empleo, la sanidad o las pensiones.

Para disponer de más población activa que siga cotizando y financiando las pensiones, se ha producido un aumento, que además será progresivo, de la edad de jubilación y del periodo de cotización. En la actualidad, para jubilarse con 65 años, es necesario haber cotizado 36 años y 6 meses o más. Mientras que, en 2020, por ejemplo, es necesario que el periodo de cotización sea de 37 o más años. Si extendemos un poco más el período de tiempo, en 2027 la edad de jubilación será de 67 años y los años cotizados tendrán que ser 38.

Fomentar los entornos multigeneracionales

Estos aumentos tan significativos han provocado que las empresas deban adaptarse a los entornos multigeneracionales y aprendan a crear o modificar puestos de trabajo que se adapten a las distintas necesidades del personal. No se trata de contar sólo con los trabajadores más senior, sino generar un entorno variado que facilite el desarrollo del talento en todos los sectores y rangos de edad.

Si bien es cierto que contar con un equipo de trabajadores mayores conlleva algunas dificultades, como la disminución de las capacidades funcionales relacionadas con el carácter físico y sensorial, también supone otras ventajas. Hay que tener en cuenta que la sabiduría, el pensamiento estratégico, la capacidad de liderazgo, así como la experiencia laboral y los conocimientos técnicos aumentan con el paso de los años.

Una de las medidas para permitir la convivencia entre los distintos grupos de edad reside en el mentoring. En este proceso, un tutor con conocimiento organizacional y profesional ayuda a un empleado, normalmente más joven, a desarrollarse dentro de la empresa. A través de este mentor o tutor, se pueden reducir los errores y generar estrategias relacionadas con el trabajo.

Este tipo de procesos fomentan el liderazgo de los trabajadores más senior de las empresas, haciendo que formen parte del diseño del futuro de las compañías. Francisco Abad destaca en Cien ideas sobre empresa y envejecimiento activo que “la voz de la experiencia, las vivencias y la sabiduría vital de las personas mayores humanizan, nos enriquecen y nos ayudan a envejecer a todos de forma activa y saludable”. Además, “el contacto de los mayores con los más jóvenes les permite aprender, aumentar su autoestima, desarrollar sus habilidades e implicarse más en actividades físico-deportivas y en el uso de las nuevas tecnologías”, añade.

Para finalizar, cabe destacar que el mentoring debe aplicarse siguiendo unas pautas para que sea efectivo:

  • Establecer una estrategia clara que recoja los objetivos y el conjunto de acciones que se deben aplicar.
  • Elegir a los mentores en función de los objetivos que se quieran alcanzar y las características de los trabajadores.
  • Formar a los tutores en técnicas y habilidades relacionadas con el mentoring.
  • Realizar una supervisión continua del proceso para comprobar que los objetivos se están cumpliendo y, si es necesario, aplicar medidas de mejora.

Artículos relacionados

Foto articulo

La salud laboral en Philips y Ferrovial Servicios, protagonista del Desayuno Wellbeing

12 junio 2018 | Paula Benito Martín

Más de 30 profesionales del sector han podido intercambiar experiencias en un encuentro centrado en casos prácticos y didácticos.

Foto articulo

Cómo ayudar a las personas que sobreviven al cáncer al volver al trabajo

25 mayo 2018 | Diego Posada

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo publica las conclusiones sobre cómo ayudar a los afectados por esta enfermedad que vuelv...

Comentarios

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.