Gira tu pantalla para ver la web de Saludables

Bienestar emocional
¿Qué es la inteligencia emocional?

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es un aspecto que se puede trabajar y está estrechamente relacionada con el liderazgo
6 noviembre 2017 | Paula Benito Martín

La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar los sentimientos propios y ajenos con el objetivo de expresar nuestras emociones y manejar adecuadamente las relaciones con los demás. Es un tipo de inteligencia que, según Goleman, agrupa las siguientes habilidades:

-          Conciencia emocional de uno mismo: Hay que ser conscientes de las emociones propias y reconocer su impacto, ya sean positivas como tóxicas.

-          Autogestión emocional: En relación con el primer aspecto, hay que gestionar nuestro comportamiento a partir de las emociones reconocidas. Se trata de la capacidad de manejar las emociones y los impulsos conflictivos con el fin de propiciar una comunicación eficaz con nuestros colaboradores.

-          Conciencia social: Es la capacidad de experimentar las emociones de los demás, comprender su punto de vista e interesarnos por las cosas que les preocupan.

-          Gestión de las relaciones: Es la capacidad de reconocer el clima emocional de los colaboradores, encauzarlo hacia una visión clara y convincente. Una vez identificado el territorio emocional formado por los colaboradores se requiere modelar el mensaje que permita llevar ese clima emocional hacia un tono positivo y compartido.

Las personas que dominan estas habilidades son capaces de interactuar de forma efectiva con sus interlocutores. De hecho, estas capacidades están relacionadas con el liderazgo, la popularidad y la eficiencia interpersonal.

Nuestra empatía tiene una base biológica que nos predispone a dejarnos afectar por las personas que nos rodean

La educación que recibimos desde pequeños y las experiencias infantiles son los aspectos que más influyen en nuestra personalidad. Sin embargo, al igual que con otro tipo de conocimiento, esta habilidad se puede desarrollar con dedicación, a través del autoconocimiento, porque somos seres preparados para interconectar con los demás. Según expresa Goleman en un reciente artículo publicado por la Harvard Business Review, nuestra empatía tiene una base biológica que nos predispone a dejarnos afectar por las personas que nos rodean. Hay determinadas herramientas o claves que nos pueden ayudar en este proceso:

-          Debes ser consciente de las emociones que sientes y entender cómo gestionarlas. No está mal sentirnos tristes, alegres o expectantes, las emociones nos indican que algo está ocurriendo, tanto bueno como malo, y tenemos que dejar que fluyan. Las emociones son una fuente de información que hace que nos conozcamos a nosotros mismos.

-          También hay que tener en cuenta los gestos corporales y las sensaciones físicas. Es importante reconocer como nuestro cuerpo se adapta a las distintas emociones, ya que este podría ser el camino para llegar a reconocerlas y anticiparnos a ellas. Además, es un aspecto que da mucha información a nuestros interlocutores.

-          En cuanto a la motivación, busca pequeños detalles que te motiven en vistas a conseguir tu objetivo, anímate a ir más allá de tu zona de confort para conseguir nuevos retos.

-          Respecto a las relaciones interpersonales, intenta no juzgar a los demás por sus comportamientos y expresiones porque todo tiene un motivo que lo sustenta. Si haces una crítica, que sea constructiva para evitar que el interlocutor se sienta atacado.

-          Por último, cabe destacar que cada vez son más las personas que se dedican a ofrecer charlas o formación relacionadas con la motivación o el liderazgo, que están muy orientadas a los aspectos emocionales.

El líder debe gestionar de manera correcta sus emociones y las relaciones interpersonales

El liderazgo está estrechamente relacionado con la comunicación. Según Marcelino Garay, en su publicación ‘Comunicación y liderazgo: sin comunicación no hay líder’, ahora entre el dirigente y su interlocutor se da una estrecha relación bidireccional, ya no se trata de un interlocutor pasivo que obedece al líder, sino que emite su propia respuesta y opinión.

Según este autor, a la hora de comunicarnos influyen dos aspectos, el cognitivo, que está formado por los modelos mentales o los objetivos y percepciones de cada persona, y el emocional. El hecho de poseer distintos modelos mentales hace que, en ocasiones, la comunicación no sea eficaz y se produzcan conflictos. Para resolver este problema, entran en juego las emociones, que hacen de nexo entre las distintas ideas. En los discursos políticos, por ejemplo, se apela mucho a los sentimientos por el efecto unificador que poseen.

En este sentido, el líder debe tener en cuenta las claves relacionadas con el autoconocimiento emocional y la correcta gestión de las relaciones mencionadas anteriormente. Si un líder, muestra empatía hacia sus trabajadores, estos entenderán que cuentan con su apoyo y podrán acudir a él para resolver cualquier problema, lo que hará que la productividad sea mayor y los resultados mejoren.

Artículos relacionados

Foto articulo

¿Qué es la procrastinación?

15 noviembre 2017 | Paula Benito Martín

Te proponemos 7 ideas para combatir este comportamiento que puede generar ansiedad o estrés.

Foto articulo

Cómo ser feliz en el trabajo

13 noviembre 2017 | Redacción

IMF Business School propone 10 claves que nos ayudarán a hacerlo posible.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.