Gira tu pantalla para ver la web de Saludables

Bienestar emocional
Eres lo que te gusta

Eres lo que te gusta

Una guía elaborada por la Fundación Adecco relaciona las aficiones más habituales con habilidades y competencias para la búsqueda de empleo.
27 julio 2017 | Redacción

El primer paso para abordar la búsqueda de empleo es tener identificadas nuestras fortalezas, es decir, las capacidades, conocimientos, habilidades y valores personales que podemos aplicar al empleo. En otras palabras, nuestras competencias. Sin embargo, según una reciente encuesta de la Fundación Adecco entre los desempleados a los que ofrece apoyo –todos ellos en riesgo de exclusión social-, un alto porcentaje de los mismos (el 65%) desconoce cuáles son sus fortalezas, de modo que carece de recursos para “venderse” en una entrevista de trabajo, perdiendo oportunidades profesionales.

Fruto de esta realidad, consultores de la Fundación Adecco han elaborado la Guía “Eres lo que te gusta”, un manual para que los desempleados identifiquen sus competencias, en base a sus aficiones. La Guía parte de la siguiente premisa: si tienes hobbies e intereses, tienes habilidades y competencias que puedes aplicar al entorno laboral.

La Guía “Eres lo que te gusta” ha sido elaborada como material de apoyo para los desempleados en riesgo de exclusión que acuden a la Fundación Adecco y puede ser utilizada con la ayuda de terapeutas, trabajadores sociales, etc. Puede descargarse de manera gratuita a través de este enlace: http://fundacionadecco.org/recursos_/eres-lo-que-te-gusta-fundacion-adecco.pdf

 

A cada hobbie sus competencias

Cada persona atesora numerosos intereses y aficiones, y de todos ellos se puede sacar provecho en la búsqueda de empleo. En concreto, la guía identifica 22 de las aficiones más comunes: actividades al aire libre, animales, artes plásticas y manualidades, baile, cine y artes escénicas, cocina, coleccionismo, deportes (individuales, colectivos y de riesgo), escritura, familia, fotografía, juegos de mesa, lectura, moda y belleza, música, nuevas tecnologías, reuniones con amigos, viajes y voluntariado o colaboración con ONGs. Para cada una de ellas, se plantean competencias asociadas con las que los desempleados pueden identificarse.

La Guía termina con un ejercicio práctico para que los desempleados no sólo identifiquen sus competencias, sino que sepan ponerlas en valor en una entrevista de trabajo. Para Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco,“decir que sabemos trabajar en equipo o que somos creativos puede sonar a frase hecha y vacía si no la explicamos con ejemplos reales de nuestra vida. Por eso, es importante que validemos estas competencias con hechos concretos que las doten de veracidad”. Para ello, se propone al final de la guía completar en una tabla las competencias que se tienen y cómo justificarlas.

 

Dos ejemplos: cocina y actividades al aire libre

1. Cocina

La cocina ha dejado de ser una rutina para convertirse en un arte. Cada vez más personas comparten este interés, que denota unas competencias intrínsecas:

- Creatividad: En la empresa, como en la cocina, buscarás continuamente fórmulas nuevas y originales para hacer tu trabajo.

- Emprendimiento. Relacionado con lo anterior, los cocineros experimentan nuevas recetas, dando rienda suelta a sus ideas. En la empresa, esta cualidad te permitirá “intraemprender” nuevos proyectos y actividades.

- Sentido de la responsabilidad: Como buen cocinero, sabes que tu prestigio dependerá de tu buen hacer, por lo que sabrás tomarte en serio tu trabajo.

- Pasión. La cocina no es sólo procedimiento también es pasión: una pasión que marca la diferencia. Aplicada a la empresa, pondrás entusiasmo e ilusión en todo lo que haces, enfocándote en los detalles. El resultado de tu trabajo será siempre un mayor valor añadido.

- Perfeccionismo: aspirarás siempre a la mejora continua y no te quedarás en lo mediocre: buscarás un reconocimiento mayor.

- Polivalencia. La cocina exige que realicemos muchas y diferentes tareas, a veces al mismo tiempo. Podemos aprovechar esta habilidad en las empresas, donde seremos “multitasking”: tendremos habilidades y recursos para desempeñar diferentes funciones  con eficiencia.

- Templanza. Cocinar exige altas dosis de paciencia. Si estás acostumbrado a ello, en el trabajo también sabrás esperar al momento idóneo para acometer cada tarea, sin precipitarte y siendo consciente de que todo resultado exige esfuerzo. Por tanto, reducirás el margen de error.

- Vocación de servicio: Los aficionados a la cocina destacan por una gran vocación de servicio, porque a menudo no cocinan para sí mismos, sino para los demás, buscando satisfacerles. En el trabajo, tendrás tendencia a estar siempre dispuesto para otros, lo que te agradecerán todos los públicos: clientes, proveedores, compañeros, superiores, etc.

 

2. Actividades al aire libre

Senderismo, acampadas, paseos por la naturaleza… estas actividades dicen mucho de ti, por lo que quizá te identifiques con alguna de estas cualidades:

- Capacidad de análisis: Estás acostumbrado a explorar tu entorno y también te esforzarás por conocer bien la empresa, adaptándote a sus necesidades y/o demandas.

- Espíritu reflexivo: Pasar tiempo en la naturaleza permite reflexionar y encontrarse a uno mismo. Aplicado al trabajo, no te precipitarás en tus decisiones, sino que analizarás y valorarás todos los asuntos con detenimiento para después tomar la mejor decisión.

- Flexibilidad/Adaptabilidad: La naturaleza es caprichosa y cambiante: a veces nos sorprende con lluvia inesperada, viento, sol, arco iris… Como amante de la naturaleza te adaptas a sus vaivenes y también serás capaz de hacerlo en la empresa, acomodándote a sus procedimientos y a las distintas situaciones y/o necesidades.

- Gestión de conflictos: Es la otra cara de la moneda. Como amante de las actividades al aire libre eres de naturaleza intrépida y, por ello, tendrás habilidades para afrontar situaciones de conflicto con iniciativa.

- Inquietud: Los fans de la naturaleza son por definición inquietos: siempre buscan lugares nuevos a los que escaparse y en los que evadirse. Aplicado a la empresa, serás capaz de afrontar nuevos retos y disfrutarás de la experiencia.

- Prudencia: Como en la naturaleza, en todo empleo existen conflictos y riesgos que hemos de saber resolver. Es posible que tu afición por el medioambiente haga que estés entrenado y que actúes con cautela para evitar perjuicios innecesarios.

- Tolerancia: Pasar tiempo al aire libre y disfrutar de la naturaleza fomenta la humildad y el respeto hacia lo que tenemos alrededor. Aplicado a la empresa serás tolerante y abierto de mente con tus compañeros, aceptando y valorando la diversidad de las personas con las que trabajas.

 

Artículos relacionados

Foto articulo

3 reglas para despertar el aprendizaje

16 agosto 2017 | Adrián Díaz-Caneja

El profesor Ramsey Musallam cambió su perspectiva de la enseñanza tras una grave enfermedad. Ahora maneja tres claves, todas basadas en la curiosidad.

Foto articulo

10 reflexiones sobre el conflicto en la organización

14 agosto 2017 | Redacción

Desde Think&Action reflexionan sobre la naturaleza del conflicto y los motivos por los que no tiene que ser algo negativo para nuestra organización.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.