Gira tu pantalla para ver la web de Saludables

Bienestar emocional
Una vuelta al trabajo sana y sin estrés

Una vuelta al trabajo sana y sin estrés

Javier Caparrós repasa aquellos hábitos que pueden hacer más llevadera la vuelta a la rutina.
12 septiembre 2017 | Javier Caparrós, director general internacional de Trabajando.com

Según un sondeo propio elaborado por La Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia, el 21% de los trabajadores sufre síndrome postvacacional tras sus días de descanso y el 50% mantiene sus niveles habituales de estrés durante sus vacaciones. Ante esta realidad, trabajadores y responsables de recursos humanos tenemos algunos deberes por hacer… El objetivo será convertir la vuelta a la rutina en un hecho que no genera en los empleados sensación de apatía, desánimo, irritabilidad, insomnio o, incluso llevado al extremo, ansiedad y depresión, ataques de pánico o trastornos digestivos. Tenemos que evitar el famoso síndrome postvacacional.

¿Qué hábitos podemos incorporar en nuestro día a día para que esta vuelta sea más llevadera?

 

Comparto a continuación algunas recomendaciones para facilitar una mejor vuelta al trabajo sana y sin estrés:

  • Positivismo y filosofía: alegrarse el díaa uno mismo, y esto incluye no ser nostálgico con las vacaciones y ver la vuelta al trabajo como una oportunidad para afrontar nuevos proyectos. Socializarse con los compañeros, preguntarles por sus días de descanso… Amargarse y lamentarse sin sentido no sirve de nada; sonreír y aceptar la vuelta como un nuevo ciclo, sí que lo hará.
  • No cargarse de trabajo: para que la vuelta sea gradual y paulatina, se recomienda no asumir en los primeros días de excesivo trabajo. Marcar objetivos, organizase, ponerse al día con lo atrasado y con los nuevos proyectos a realizar y, cuando se quiera dar uno cuenta, se habrá recuperado el ritmo de trabajo al que se estaba acostumbrado antes de haber disfrutado de las vacaciones estivales.
  • Levantarse antes: evitar las prisas y el estrés que ello genera, por ejemplo, configurando el despertador 10 minutos antes de lo habitual. Así se podrá contar con suficiente tiempo para llegar al trabajo de manera tranquila para empezar el día, y, ya de paso, llegar a nuestra hora, sin retrasos.
  • Practicar deporte: resultan ser las actividades que más fácilmente podemos incluir en nuestras rutinas y que más nos ayudan a romper con la monotonía y a despejar la mente. Aquí las preferencias de cada uno en cuanto a cómo y dónde hacer ejercicio entran en juego.
  • Aprovechar los días libres de la semana: la desconexión no es solo necesaria durante las vacaciones de verano, sino también en los días de descanso que tenemos que, en la mayoría de los casos, coincide con el fin de semana.En estos breves periodos, será más que necesario dejar en la oficina las responsabilidades laborales y desconectar por completo. De este modo, se podrán tener, digamos, unas “mini-vacaciones” durante todo el año.
  • Alimentación equilibrada y saludable: tras los “desajustes” alimenticios del periodo vacacional, otro gran aspecto a tener en cuenta para estar “en forma” durante la vuelta al trabajo es la alimentación. Se recomienda consumir alimentos que faciliten la concentración durante el día, como por ejemplo la avena, el salmón, el aguacate, los arándanos y hasta una taza de té verde al día. Por otro lado, alimentos como el arroz y otros ricos en hierro, yodo, calcio y antioxidantes, ayudan a mejorar nuestra capacidad intelectual. Tampoco hay que olvidarse de hidratarse adecuadamente, para ello siempre viene bien tener una botella de agua sobre la mesa de trabajo. Con una dieta sana, equilibrada y suficiente para mantener los niveles de energía se asegura que el cuerpo responda bien a las exigencias físicas y mentales de las jornadas de trabajo.

 

 

 

Artículos relacionados

Foto articulo

¿Qué es la procrastinación?

15 noviembre 2017 | Paula Benito Martín

Te proponemos 7 ideas para combatir este comportamiento que puede generar ansiedad o estrés.

Foto articulo

Cómo ser feliz en el trabajo

13 noviembre 2017 | Redacción

IMF Business School propone 10 claves que nos ayudarán a hacerlo posible.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.